Voluntarios de más de 10 países a la búsqueda del rorcual común en el Estrecho

27/05/2011

El lunes 30 de mayo dará comienzo la V Campaña de búsqueda de rorcuales y cachalotes en el Estrecho desde el Cerro del Tambor. Se trata de una actividad que se enmarca dentro del proyecto de “Planes de conservación de especies de cetáceos migradoras en el mediterráneo peninsular”, que está desarrollando CIRCE con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, y que ha sido reconocida por la revista Red Life como una de las 10 mejores ideas para salvar la naturaleza.

 

 

El estudio de los movimientos migratorios del rorcual común a través del Estrecho y las zonas de alimentación del cachalote para establecer medidas que eviten las colisiones con las grandes embarcaciones, son los principales puntos de este proyecto que se desarrollará en el Cerro del Tambor, en pleno Parque Natural del Estrecho, por quinta vez en tres años. Este será el tercer año consecutivo que se lleva a cabo este proyecto, que se viene realizando en campañas de primavera-verano y otoño-invierno.

El pasado año fueron 20 los rorcuales que se pudieron ver desde esta plataforma terrestre, desde la cual también se tuvieron también dos avistamientos de cachalote. En 2009, fueron 24. Gracias a estos avistamientos y el programa se seguimiento Cyclops se pueden establecer las rutas principales de estos mamíferos marinos a través del Estrecho, conocer por donde pasan, a que velocidad van, y la carga de tráfico marítimo de la zona son los tres pilares básicos para la elaboración de un plan que evite las colisiones entre rorcuales, cachalotes y grandes embarcaciones que cruzan el Estrecho. 

Este proyecto, forma parte del programa reconocido por la revista Red Life como una de las 10 mejores ideas para salvar la naturaleza, acompañado por la red de avistamientos oportunistas desde tierra y mar y la campaña de búsqueda de orcas en la ensenada de Barbate, tanto desde tierra como desde mar. El proyecto está coordinado por la investigadora de CIRCE Pauline Gauffier, quien destaca la importancia de “conocer cuáles son las rutas principales que toman los rorcuales, y cuáles son las rutas de las grandes embarcaciones. A partir de estos datos, podemos saber qué debemos hacer para tratar de reducir el riesgo de colisión”.

Durante esta época, el rorcual común migra a través del Estrecho desde el Mediterráneo hacia el Atlántico, y es por ello que, con la ayuda de más de medio centenar de voluntarios llegados de lugares como Francia, Alemania, Suecia, Estados Unidos, Inglaterra, Italia, China y diferentes puntos de la geografía nacional, que estarán en el Campo de Gibraltar realizando trabajo de campo y aprendiendo las técnicas de detección y seguimiento de estos grandes mamíferos marinos desde tierra.  Esta campaña dará comienzo el lunes 30 de mayo y terminará el día 24 de julio.